viernes, mayo 23, 2008

Gun session

En una entrada anterior, ya comentaba la sesión de retratos que hicimos entre unos cuantos amigos hace tiempo en Asturias, en una mina abandonada que nos dio mucho juego. Al final fue todo un poco caótico y con mucho cachondeo, algo normal cuando nos juntamos varios amigos que hacía tiempo que no nos veíamos.

Pero bueno, para estar todo un poco improvisado, estoy contento con los resultados y con las nuevas experiencias, todos los días se aprende algo que te ayuda a mejorar un poco más.


2 comentarios:

Anita dijo...

¿Cómo conviertes a una dulce e inocente niña en una mujer fatal??? Eres un mago-artistaaaa!!!! Con niñas así, no tenemos nada que hacer las creciditas, T_T.
Unas fotos muy cinematográficas... y la composición del "tríptico", me encanta!!
Un beso enorme, grandullón ^^

mdaf dijo...

Naaaaa, tenía que haberle sacado más cara de mala todavía :-p

;-)