lunes, octubre 29, 2012

Desenfoques en estudio, ¿por qué no?

En la fotografía de estudio, lo normal es utilizar diafragmas cerrados para poder obtener mayor superficie enfocada, mayor nitidez y, por supuesto, controlar los flashes. Los equipos profesionales de iluminación en estudio suelen tener mucha potencia, y esta se controla cerrando diafragma en la cámara para disparar al menor valor de ISO posible.

Obviamente, la potencia de estos flashes es variable y puede ajustarse a valores bajos, pero incluso estos, suelen ser demasiado potentes para valores de apertura en torno a f2.8.


Yo no poseo ninguno de estos flashes de estudio, ya me gustaría (aunque tendría que tener un espacio de, como mínimo, el doble del que dispongo), así que para mis retratos utilizo flashes compactos.

Tenía ganas de experimentar con diafragmas abiertos, y claro, con un flash pequeño, esto es posible. Bajando la potencia de la luz principal en torno a 1/16, con una ventana de por medio, puedes disparar a f2.8 sin miedo a quemar nada. También hay que ajustar las potencias del resto de fuentes de luz para no achicharrar zonas, lo que hace que los flashes reciclen antes y aguanten bien las pilas durante la sesión.


En este caso como accesorio para la luz principal estaba la ventana plegable, y como contra para iluminar un poco el pelo utilicé el "beauty dish marca ACME" del que os hable hace tiempo. Aunque también hice alguna foto con este accesorio como fuente principal, están en el horno todavía.

La parte más difícil de esta experiencia es que hay que afinar mucho más con el enfoque, he tenido que tirar muchas fotos a la papelera de reciclaje, no estoy acostumbrado a utilizar estas aperturas y el más mínimo fallo hace la imagen inservible.

Como decía al principio, esto no es lo normal en un estudio, pero por qué no experimentar, a mi el resultado me ha gustado, a ver qué os parece a vosotros ;-)