lunes, noviembre 11, 2013

Sol de invierno

Todas las épocas del año tienen sus ventajas y sus inconvenientes, una de las ventajas que tienen los días soleados en invierno es que no necesitas madrugar mucho ni esperar a la hora de la cena para tener bajo el sol.


Y es que el juego de luces que pueden dar los rayos solares metiéndose entre las fachadas de los edificios es muy difícil verlos en pleno verano una mañana cualquiera paseando por el centro, el sol estaría ya muy alto y las sombras serían muy cortas.

Así que aprovechando que me acerqué al barrio de Malasaña el sábado por la mañana a hacer unas compras, cogí la X20 por si hacía alguna foto. Mientras esperaba el autobús (últimamente cada vez espera uno más tiempo en la parada...) vi como el sol daba lateralmente en la persiana metálica de un comercio y me puse a esperar a que pasara gente. No es que sea una foto de escándalo, pero me gusta.


Ya en Malasaña, estuve sentado un rato en un banco viendo pasar gente entre los rayos de sol que se colaban por la terraza del Café Comercial, donde apareció un skater justo por el lado del sol, haciendo que los ojos se vayan a él instintivamente. Además de utilizar la medición puntual a la zona de luz, también le di algo más de contraste al procesado para acentuar un poco más las sombras.



Y ya cuando me iba para el metro, en un semáforo y casi apagando la cámara, pasó esta chica con su bici. Reconozco que esta fue más casualidad que otra cosa, disparé sin mirar y con la cámara configurada según la tenía de las anteriores fotos, pero como las condiciones eran similares, hubo suerte.