viernes, mayo 04, 2007

Taller fotográfico de retrato exterior

Ya he hablado del III Congreso Caborian de Fotografía, pero quería abrir una nueva entrada para hablar del taller de retrato en exteriores al que tuve la gran suerte de acudir. He esperado a tener el permiso de la modelo para mostrar las fotos (lo prefiero hacer así, no cuesta nada pedir permiso antes, y así no hay problemas).

Nuestros profes, Nacho Rubiera y Angélica (no recuerdo el apellido), dos profesionales como la copa de un pino, que nos transmitieron sus conocimientos. Cierto es que teníamos poco tiempo, una hora y media no es suficiente para que un grupo de gente pueda sacar todas las fotos que querían realizar, pero se trataba más bien de quedarse con los consejos, probar, e intentar sacar alguna foto decente.


La modelo que posó para nosotros, Malú, toda una profesional también. Una chica muy guapa y amable, y con una paciencia infinita, porque aguantarnos a todos, atendiendo a nuestras peticiones, tiene mérito :-D.

Yo he disfrutado como nunca de este taller, colocación de "lastolites" (reflectores de luz), consejos de como dirigir a la modelo, controlar situaciones de luz-sombra, etc. Me gusta la fotografía de retrato, aunque soy un novato en el tema, y he salido muy contento.


Como todos tendríamos fotos parecidas, a mi me dió por pedirle a Malú que se pusiese de rodillas en el césped, y se inclinase lanzándome un beso. Puede que no sea muy original, pero bueno, por lo menos tendría una foto diferente de la sesión, y cinco minutos no daban para mucho más.


Tengo varias fotos, aunque no las he procesado todavía, las vereis en mi web en cuanto las tenga listas.

5 comentarios:

Pedro dijo...

Me encantan estos retratos. A ver si algún día aprendo yo también. saludos.

aj dijo...

Vaya, que bien os lo pasasteis en el taller...

Al año que viene no me equivoco, no... a los talleres de retrato.... :-D

mdaf dijo...

La verdad es que si que lo pasamos bien, y aprendimos un montón de cosas.
Eso si, una gran parte del trabajo hay que reconocérsela a Malú, porque aguantar a 20 caborian con sus cámaras... tiene tela :-D

Un saludo ;-)

educhip dijo...

Creo que es fundamental en un retrato conseguir la imagen nos trasmita una idea, un mensaje y un ambiente. En estas tomas lo has conseguido con firmeza. Te felicito, me encantan.

Anónimo dijo...

Nada, comentar que yo también fuí alumno de Nacho Rubiera y Angélica Soleiman (para que te apuntes el apellido)