sábado, junio 12, 2010

Retratando a Vero

Sin temor a resultar repetitivo, hoy tengo que volver a decir que no hay como preparar una sesión de fotos con amigos para pasar una buena tarde divertida. Hace ya unas semanas, un sábado cualquiera, volví a transformar el salón en mi pequeño rincón fotográfico. Algún día con ganas, igual me pienso lo de hacer unas cuantas fotos del antes y después de la transformación, o tal vez un time-lapse...


En esta ocasión la modelo fue Vero, una buena amiga que conozco desde mi llegada a los madriles, y que por fin se lanzó a perder el miedo escénico, posando delante de mi cámara. Tengo que reconocer que hay que ponerle valor a esto, yo soy otro de los que no le gusta mucho que le hagan fotos, es lo bueno de estar siempre con la cámara en las manos. Bueno eso y que no es lo mismo intentar retratarme a mi que a ella, las diferencias saltan a la vista, las cosas como son :-p


Le dimos un vistazo al vestuario, unas primeras fotos para romper el hielo, colocar los flashes y medir luces, y a partir de ese momento todo fue rodado, con muchas risas y una cervecita de vez en cuando, que ya empieza a hacer calor en la capital (aunque hoy esté lloviendo...). Así que entre clics y cañitas, pasamos la tarde del sábado, y de ahí salieron algunas fotos como las que veis, y alguna otra algo más macarra que creo que nos guardaremos de momento :-D