martes, septiembre 07, 2010

Desde lo más alto...

Cuando alguien está triste, falto de moral, sentimientos negativos en general, dicen de esa persona que ha caído en lo más bajo, que se encuentra en la parte baja de su curva de felicidad, que está “de bajón”, etc. Por el contrario, si alguien consigue un puesto mejor de trabajo se considera que ha ascendido, cuando un artista es reconocido mundialmente está en lo más alto de su carrera, si una persona es feliz con alguien a su lado está que se sale, “de subidón”.

Creo que lo ideal en esta vida es buscar un punto de equilibrio que hagan que esa "curva" esté lo más alta y estable posible, aunque por desgracia no siempre está en nuestras manos conseguirlo y es cuando se producen los altibajos, una sensación extraña que en la mayoría de las ocasiones no podemos controlar.


Todo esto, aunque no lo parezca, viene por la visita que hice ayer a una exposición de fotografía, un tanto especial por el lugar donde se encuentra, la azotea del Círculo de Bellas Artes de Madrid.  Conocía el sitio porque he tenido la suerte de trabajar allí alguna vez haciendo fotos en conciertos, pero esta vez ha sido diferente, simplemente iba a disfrutar de las vistas, del lugar, de estar ahí arriba aunque fuese por una tarde.

Es increíble como estando en pleno centro madrileño, uno es capaz de aislarse desde las alturas y de ver como el mundo sigue su curso ahí abajo, como la gente no es consciente de que está siendo observada desde ese punto donde la vista alcanza a ver mucho más allá que a pie de calle, donde puedes ver la luz del atardecer sobre los tejados de los edificios, donde todo te parece más pequeño e insignificante. En definitiva, desde lo más alto...