domingo, junio 09, 2013

Reflejos parisinos...

Para bien o para mal, la lluvia es algo que siempre termina apareciendo en todos los viajes que hago, aunque tengo que decir que normalmente de forma puntual, nunca me ha arruinado ninguno.


Y por supuesto, París no iba a ser menos, claro que tampoco es tan raro que llueva en la capital francesa, y menos este año que estamos teniendo un invierno tan largo. Tan solo fue una mañana, pero fue suficiente para que tuviésemos que volver al hotel a cambiarnos de ropa. Reconozco que me costó decidir entre ponerme a hacer fotos como un loco, incluso lloviendo, o ir a secarme al hotel y evitar el resfriado. Parecía más sensato lo segundo :-)


Pude hacer alguna bajo el paraguas cuando la lluvia dejó de ser tan insistente, pero ya después de comer paró de llover y volvimos a tener una tarde tranquila. Ese día tocaba visitar la Torre Eiffel (aunque no subimos), y claro, no pude contenerme al ver tantos charcos.


Es algo que no puedo controlar, en cuanto veo charcos no soy capaz de levantar la mirada, todo lo que fotografío es apuntando al suelo, qué le vamos a hacer. Me gusta la forma en la que se reflejan las cosas en el agua, la unión de las distancias en un plano que hace que parezca que todo está más cerca, cosas mías...


El calor de la tarde fue haciendo desaparecer el brillo del pavimento, los reflejos urbanos y mis ganas de hacer fotos. Algo que no hizo más que seguir redondeando el día, y que dio pie a una buena merienda a los pies de la Torre Eiffel. Intento disfrutar cada momento de la mejor manera posible, haciendo fotos o simplemente comiendo un crêpe, en la mejor compañía y sentados en un banco del la plaza del Trocadero, viendo la gente pasar y posar para sus propios recuerdos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Como me gustó tu post, lo utilicé como fuente para mis artículos. Este es el sitio donde se publicarán:imagenes biografia saludos

mdaf dijo...

Hola,

No te he dado permiso, no utilices mis fotos para ello, gracias.

Un saludo