sábado, septiembre 13, 2008

La cámara nunca en el coche...

Alguna vez mis amigos no aficionados a la fotografía me han llamado exagerado cuando digo que NUNCA dejo la cámara en el coche, por muy tranquila que pueda ser la zona donde voy a aparcar. El equipo cuesta lo suyo, y mucho más me ha costado a mi ahorrar el dinero para poder disfrutarlo hoy en día.

Pues bien, estas vacaciones estaban marchando muy bien, pero hoy alguien ha tenido que venir a fastidiarme el día. Resulta que tengo coche desde hace unos tres años, ha dormido siempre en la calle, en Salamanca, Madrid, Gijón y varios puntos más de la geografía española. Esta tarde he ido a cenar algo a Oviedo, con amigos que hacía tiempo que no veía, a disfrutar un poco y exprimir las vacaciones. A mi vuelta al coche, aparcado en una calle principal de la capital asturiana, esa ciudad "tan tranquila, segura y limpia" de la que todo el mundo habla tan bien, veo que han forzado la cerradura del copiloto y el coche está revuelto por dentro. No se han llevado nada, porque la verdad, no hay gran cosa que llevarse, no dejo nunca nada de valor, ni en la guantera ni en el maletero (aunque llevaba el trípode en el maletero, y no se lo han llevado). El caso es que son las 4:00 de la mañana y no sé por qué, no me duermo, será el cabreo o la impotencia que sientes ante estos casos...

En definitiva, esta es una prueba bien clara de que nunca se debe dejar el equipo en el coche, a más de uno ya se lo han robado, y la verdad, antes cargo con la mochila estando de pinchos por ahí, que dejarla en el coche. Así que si algún amigo de lo ajeno lee por casualidad este blog, les agradecería que no se volviesen a molestar con mi coche, porque no van a encontrar gran cosa que llevarse...

6 comentarios:

Jmar dijo...

La mochila pesa lo suyo, pero vale la pena llevarla siempre con uno.

Animo !

Conchita dijo...

Hola Mdaf, primero date las gracias por pasate por mi blog.
Lo siento,y me alegro de que no se hayan llevado nada del coche. Tienes mucha razon,la mochila siempre con nosotros,
Un beso

celuloso dijo...

Si es que vas a unos sitios....

Yo hago lo mismo. La camara contigo, incluso en el avión, coche, tren....

Pepín dijo...

Vaya. Yo soy de los bobos que todavía dejan el equipo en el coche de vez en cuando.

Lección aprendida.

Un abrazo. ;-)

Pepín dijo...

Por cierto, menos mal que no tenías el equipo en el coche, con la de curro que tendrás el año que viene, como para que te roben la cámara. Bufff.

Pedro dijo...

A mí también me llaman exagerado; pero si existiera un decálogo para fotógrafos, seguro que no faltaba "no dejes el equipo en el coche".