miércoles, julio 04, 2012

Una tras otra...

Hay días en los que uno preferiría no saber nada del mundo, no escuchar ni una sola noticia, abstraerse por un tiempo de lo que pase alrededor y, simplemente, no pensar. Creo que siempre he intentado mirar hacia adelante e intentar pasármelo bien, pero es que últimamente parece que alguien está empeñado en dar una mala noticia tras otra.

No es que me haya pasado algo a mi, simplemente llega la hora de acostarse, estoy frente al ordenador y me ha dado por escribir lo primero que se me ha pasado por la cabeza, y lo único que me viene a la cabeza son subidas de impuestos, gente despedida injustamente, un futuro incierto.

Pero bueno, siempre habrá algo o alguien que te alegre el día, aunque sea un momento, y que te sirva para seguir adelante y viendo las cosas "de otra manera"...