miércoles, mayo 30, 2012

De turismo por la tierrina...

Desde hace unos años, es tradición el ir al menos una vez al año de escapada a Asturias con los amigos, y este año ha tocado a finales de mayo. Si las previsiones metereológicas que daban en la tele hubiesen acertado, hubiésemos venido bien remojados, pero como fallaron estrepitosamente, disfrutamos de un fin de semana soleado en el norte.


El centro de operaciones fue Gijón, estuvimos alojados en el hotel Begoña, que la verdad estuvo muy bien, todo hay que decirlo. Algo más complicado es el tema de aparcar en la ciudad, pero al final un paseo y solucionado.


Aunque estábamos en Gijón, el sábado lo pasamos prácticamente entero en Cudillero y alrededores, unas botellas de sidra, un poco de marisco, unos paseos, desconexión y relajación, que vienen muy bien. Aunque todas estas fotos son de la playa de El Silencio, muy cerca de Cudillero.


Esta vez, ni mochila, ni cámara reflex, ni objetivos, metí la LX5 al bolso y a disfrutar, y la verdad es que se comporta muy bien. La foto de la playa es una panorámica de unas cuantas fotos verticales, unidas de forma automática con Photomerge.

Algo que me sorprendió es el macro que tiene, es cierto que hay que meterse muy encima de los objetos y que, por supuesto, no magnifica tanto, pero para jugar un rato pues no está mal, aunque tranquilos, creo que el mundo macro y yo estamos muy distanciados...

2 comentarios:

cezonillo dijo...

Qué guapo ye Asturies nin! No sé a cuentu de qué fuiste pa la capitalona :P

mdaf dijo...

A hacerme un hombre de bien! jajaja