jueves, octubre 09, 2008

Últimos días en Lisboa

Aunque tengo muchas fotos, resumo un poco lo que fue el último día en Lisboa, intentaré hacer una galería algo más completa y subirla a mi web.
Como el resto de los días, lo que hicimos fue patear, es como de verdad se disfrutan los sitios que no se conocen, un plano en la mochila por si era necesario, y a caminar por las calles sin preocuparnos demasiado.

Después de subir y bajar calles por Alfama, como no, dimos con el típico mirador al que todo el mundo va a hacer su foto, y claro, nosotros también somos turistas no? Pues venga, a por la típica foto del mirador. En mi caso, utilicé el polarizador, y la foto apenas tiene procesado, los colores que veis son poco más o menos los que vi en la pantalla de la cámara.


Otra cosa que da mucho juego, son los portales de algunas casas. Aún hoy sigo alucinando con el estado de las viviendas, increíble como la capital de Portugal tiene una zona tan grande de la ciudad medio en ruinas...

Después nos acercamos a Cascais, y terminamos en el mar de nuevo. Para empezar, otra parada turística, Boca do Inferno, donde hice unas pocas fotos, y en concreto tres fotos iguales con distintas exposiciones para intentar mi primer HDR. Eso si, intentando dejar la imagen final lo más natural posible.


Recorrimos un poco más el acantilado, buscando algún hueco interesante, pero se puso a llover cuando llegábamos a la playa de Guincho (playa que ya conozco de otro viaje hace tiempo). Así que de vuelta al hotel a descansar, para madrugar y poner rumbo a Oporto...

2 comentarios:

asinex dijo...

Ahí está la seda otra vez...

mdaf dijo...

Jejejeje, ahí está si... :-p