miércoles, octubre 01, 2008

Un día cualquiera por el norte...

Mi segunda semana de vacaciones, este año la pasé en Asturias, unos días de descanso y con buen tiempo. Uno de estos días un colega y yo nos fuimos a comer por ahí y pasar la tarde, empezando la ruta por Luanco (sardinas, choricinos y sidrina...). La verdad es que no sacamos las cámaras hasta la tarde, porque claro, los dos íbamos cargados hasta arriba, con trípode y todo (estas vacaciones he utilizado más el trípode que en todo el año pasado...). Yo por fin he cambiado de mochila, y mi espalda me lo agradece...


Pusimos rumbo a Cabo Peñas, haciendo alguna parada no planeada por el camino. Estas salidas fotográficas en las que no se tiene un destino prefijado, y las condiciones acompañan, son geniales. Vas en el coche, ves una zona interesante, el sol empieza a bajar, paras en la cuneta, sales a hacer las fotos y continuas el camino.


En Cabo Peñas no tuvimos mucha suerte, todo prometía con la caída del sol. Las nubes formaban una gran masa de algodón, dejando un hueco entre ellas y el mar, por donde creímos que pasaría el sol antes de ocultarse. Montamos trípodes a toda leche, esperamos, pero las nubes bajaron y no se pudo hacer nada, otro día tal vez...



No tengo mucha experiencia en esto de los paisajes, la verdad es que no es mi disciplina favorita, pero de vez en cuando me gusta hacer alguna escapada y probar cosas. Aunque evidentemente, me quedo con la compañía de los amigos y las risas que pasamos...

2 comentarios:

Pedro dijo...

Pues no será tu disciplina favorita, pero el paisaje cuadrado me ha encantado.

mdaf dijo...

Jejeje, muchas gracias Pedro, tengo que seguir dándole ;-)