domingo, abril 29, 2012

Brandenburger Tor (Berlín II)

Como comentaba hace unos días, la primera impresión de Berlín fue muy positiva, una ciudad tan grande y tan tranquila a la vez. Sorprende ver que apenas hay ruido por el tráfico, ya que hay mucho menos que, por ejemplo, aquí en Madrid. La cultura de la bicicleta está bien presente, hay bicis por todas partes, carril bici por toda la ciudad, semáforos exclusivos para ellas, vamos que está la ciudad preparada, y por supuesto, la gente también.


Una anécdota de la vuelta a Madrid fue abrir el periódico del metro el primer día que volvía al trabajo y ver como noticia principal el alto número de robos de bicicletas en Madrid, "cuánta más gente utiliza la bici, más bicis se roban" ponía la noticia, pero bueno no voy a seguir por aquí, todos sabemos lo que hay...


El primer día, tras haber paseado por el Monumento al Holocausto y la zona del parque Tiegarten que está más próxima a la Puerta de Brandeburgo, nos dirigimos al Reichstag con la intención de ver por dentro la impresionante cúpula. Pues bien, no pudimos porque resulta que, aunque la entrada es gratuita, necesitas una reserva previa de al menos tres días de antelación, que solo se puede solicitar por internet, con lo cual nos quedamos con las ganas (lo dejamos para la próxima visita!!).
La web donde se pueden solicitar creo que es esta: http://www.bundestag.de/htdocs_e/visits/kupp.html


Así que nada, nos tuvimos que conformar con verlo por fuera, y muy bien por cierto, y es algo que ocurre con casi todos los edificios importantes de la ciudad, el tener esos espacios tan amplios, calles anchas, facilita el poder ver bien los edificios sin tener que dejarte el cuello en cada visita :-)


Después de esto, nos pusimos a caminar por la histórica calle Unter der Linden, donde se puede ver desde el turista más pintoresco hasta una concentración de limusinas donde todos sus ocupantes salen a hacerse la foto con la Puerta de Brandeburgo detrás. Creo que fueron seis las limusinas que llegamos a ver juntas allí la noche del sábado, así que si alguno va con intención de hacer fotos nocturnas del monumento, casi mejor que no sea un sábado...